El motivo por el cual hice esta cigüeña en goma eva fue porque mi hija Tara tuvo una hermanita, Laura, una niña preciosa con unos ojos azules como el mar.

Cómo es la vida, pensaba que iba a ser hija única y fíjate, la vida le dio una hermana por parte de su padre, y me alegro y mucho.

Bueno me voy a dejar de tanto sentimiento y voy al grano. Como siempre me coge el toro y eso que ya sabía que tenía que hacer la cigüeña en goma eva casi dos meses antes.

cigueña en goma eva

Le dedique aproximadamente tres tardes de unas cuatro a cinco horas.

El primer día lo que suelo hacer es preparar toda la base, el segundo voy montando y pinto la cara y ya el tercer día es para rematar los detalles.

Lo que me resultó más complicado fue el pico porque tenía que soportar al bebé pero al fin lo conseguí, hubiese quedado mejor pero bueno para ser la primera vez, no me ha quedado tan mal ¿no crees? 😅

Como anécdota graciosa, cuando hice al bebé, en vez de hacerle la cara con goma eva color carne la hice con el color blanco.
Mi hija al verlo, me dice, ma’ el bebé está blanco. 😆
Nos reímos tanto que hasta nos salieron lágrimas de la risa.
Lo que ya no me gustó mucho fue que tuve que volver a desmontar al bebé y hacerlo de nuevo pero ya esta vez con buen color. 
Si te animas a realizar uno y necesitas saber algún detalle sobre cómo lo hice, no dudes en ponerte en contacto conmigo, que te ayudaré con mucho gusto.
¡Espero volver a verte por aquí! Hasta pronto…